Camina a mi lado, blanca, reluciente, con el mentón por delante y los ojos cerrados, cargando pilas con el sol a través de su escote. Y sonríe, pero no sonríe; es la forma de su cara.

Blogger Template by Blogcrowds